Si estás pensando en emprender un negocio pero no tienes claro qué tipo de licencia de apertura tienes que pedir, siempre puedes contactar con una asesoría de empresas en Cádiz para solventar estas y otras muchas dudas que vayan surgiendo en el día a día de tu nueva empresa.

Lo primero que debes saber es que existen dos clases generales de licencias de apertura en Cádiz: las licencias para actividades inocuas y para actividades calificadas. A continuación, y antes de que acudas a una asesoría de empresas en Cádiz, te explicaremos cual es la licencia adecuada para ti para que vayas con una base mínima de conocimientos:

Si tu negocio va a ser desarrollado en pequeños comercios u oficinas (por ejemplo una tienda de ropa o de alimentos no perecederos, así como para la prestación de múltiples servicios), la licencia para actividades inocuas es la tuya, ya que no generarás molestias significativas en cuanto a daños a bienes públicos y privados ni riesgos para personas y sus bienes, además del bajo impacto medioambiental en cuanto a higiene y salubridad de tu actividad.

En cambio, si te encuadras en el sector industrial u hostelero (entre otros muchos servicios), deberás pedir una licencia de apertura para actividades calificadas, debido a las molestias, insalubridad y peligrosidad de las mismas. Por ello, necesitarás adoptar medidas previas de carácter sanitario, medioambiental, o relacionadas con la seguridad.

Cabe destacar también que para el desarrollo de ciertas actividades, no necesitarás obtener ningún permiso de apertura: dentro de esta categoría se encuentran, por ejemplo, los trabajos artísticos y artesanales que se desarrollan en el propio domicilio (eso sí, siempre que no se generen molestias a los vecinos, ni exista venta directa o atención al público).

Puedes consultarnos en Asesoría La Rosaleda para cualquier duda relacionada con los aspectos fiscales, laborales, contables e inmobiliarios de tu nueva empresa en Cádiz.