Un parte importante de las personas que, por voluntad o necesidad, tienen que convertirse en trabajadores autónomos para mantener un ritmo de ingresos económicos descubre muy pronto la importancia que tiene contar con la ayuda de una buena asesoría de empresas en Cádiz. El proceso de hacerse trabajador autónomo aunque, sobre el papel, puede parecer sencillo, puede convertirse en una terrible peripecia para quien no conoce el funcionamiento de los organismos de la administración.

En cualquier asesoría de empresas en Cádiz pueden informarte de los diferentes trámites que debes cumplir antes de poder comenzar a emitir una factura. Debes darte de alta en el registro de Hacienda, en la Agencia Tributaria, en el ayuntamiento si es que vas a ejercer tu actividad desde un local. Has de ir también a la Delegación del Ministerio de Trabajo, y a la Tesorería de la Seguridad Social y en todas y cada una de esas dependencias rellenar unos cuantos formularios.

Si tratas de dar todos estos pasos y realizar todos los trámites por tu cuenta, lo más probable es que haya algunas de estas oficinas que las visites dos y hasta tres veces pues cuando trates de entregar tus impresos te dirán que, antes de hacerlo has de cumplir algunos de los trámites en otros organismos.

Además, actuando sin ayuda te arriesgas a que se te pase la posibilidad de acogerte a determinadas y bonificaciones a las que puedes tener derecho simplemente porque en todos estos organismos no te informan sobre lo que no peguntas expresamente.

Sin embargo, si vienes a la Asesoría La Rosaleda y nos cuentas tus planes, de inmediato te contamos qué documentación necesitamos y nosotros nos encargamos, en solo unos días, de que puedas empezar cuanto antes con tu actividad.