Cuando consideras la posibilidad de convertirte en un empresario autónomo, es importante contar con una asesoría de empresas en Cádiz que te informe sobre las principales obligaciones fiscales que conlleva.

En este sentido, vamos a repasar algunos aspectos claves a tener en cuenta cuando das el paso para empezar a ser un profesional autónomo.

Para asegurarnos de cumplir legalmente con cada uno de ellos lo mejor, siempre, es recurrir al asesoramiento experto de una asesoría de empresas en Cádiz:

1. Debemos darnos de alta en el censo de Hacienda. Para ello hemos de cumplimentar el modelo 036 o 037 y comunicar nuestros datos personales, nuestro tipo de actividad y la ubicación. Este será siempre el primer paso.

2. Nos daremos de alta en el régimen de autónomos en la Seguridad Social (RETA). Tendremos que identificarnos con nuestro NIF y cumplimentar el modelo TA0521.

3. Cumpliremos con el calendario anual de impuestos. Una vez nos damos de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, podemos comenzar con nuestra actividad empresarial. Tendremos que saber que, a lo largo del ejercicio económico, hemos de cumplir con la obligación de declarar nuestras compras y gastos, los ingresos y los cobros, así como los beneficios obtenidos a través de nuestra empresa. Para ello son de obligado cumplimento las declaraciones del Impuesto sobre el valor añadido (IVA), así como el Impuesto de la renta de la personas físicas (IRPF). Haremos declaraciones parciales coincidiendo con cada trimestre natural del año y, además, una declaración anual en cada caso.

Esto son solo algunos ejemplos de las obligaciones más básicas que pueden tener los trabajadores autónomos. Desde Asesoría La Rosaleda te recordamos que, según la casuística personal, si compramos o vendemos fuera del territorio nacional o si tenemos trabajadores en nómina, por ejemplo, tus obligaciones fiscales y con la administración pública pueden cambiar e incrementarse.