Cada vez son más los profesionales que optan por buscar el autoempleo como salida a la crisis o a los bajos salarios. Una asesoría de empresas en Cádiz es una buena opción para estos casos, porque siempre surgen algunos problemas administrativos con los que no todo el mundo está familiarizado. No podemos olvidar que trimestralmente hay que presentar tanto el IVA como el IRPF.

En este sentido, queremos aprovechar la nueva entrada del blog para explicarte un poco más sobre el Modelo 130, que muchos profesionales deben conocer. Se trata del modelo de autoliquidación del pago fraccionado del IRPF, que tienen que presentar las personas físicas que desarrollan actividades económicas mediante estimación directa normal o simplificada. Es decir, una declaración trimestral de ingresos y gastos por la que los autónomos pagan anticipos a cuenta de su declaración de la renta (como sucede con los trabajadores por cuenta ajena y la retención de IRPF que se deduce de las nóminas).

Este modelo lo deben presentar los empresarios que estén dados de alta en una actividad empresarial pero siempre que no estén en el sistema de módulos (en ese caso tendrían que presentar el modelo 131. También lo presentan los autónomos que realicen una actividad profesional excepto cuando han facturado con retenciones superiores al 70% a empresas, autónomos y entidades jurídicas con sede en España. Para la cumplimentación y presentación trimestral de este documento, y para muchos otros trámites puedes contar con la ayuda de una asesoría de empresas en Cádiz.

En Asesoría La Rosaleda tenemos experiencia con la asistencia a autónomos. Si necesitas ayuda para establecerte por tu cuenta, montar una sociedad o asesoramiento en la gestión, no dudes en llamarnos.