En los últimos años han aparecido numerosos emprendedores dispuestos a labrarse su futuro. Se trata de aquellos individuos que buscan una asesoría de empresas en Cádiz, especialmente en los inicios, cuando se desconocen las obligaciones tributarias. Si es tu caso, te interesará conocer esta información.

Una de las dudas habituales para los autónomos es el tipo de IRPF que deben aplicar en sus facturas. Lo cierto es que ha habido varias modificaciones recientemente, lo que puede inducir a confusión, como bien saben los expertos de cualquier asesoría de empresas en Cádiz.

Como nuevo autónomo has de aplicar un tipo del 7% durante dos años (desde el 1 de enero de 2018). El resto de trabajadores que se encuentren en el mismo régimen se verán gravados con el 15% de sus ingresos.

Pero hay algunas excepciones. Es el caso de los autónomos que se dan de alta en un epígrafe que no queda reflejado en el Impuesto de Actividades Económicas. A ellos se les aplica una regla diferente. Hay que calcular los beneficios de la empresa por trimestre, y se tienen que abonar con el modelo 130, en el que se calculan los ingresos y gastos. Del beneficio se extrae el 20%. Esta operación se tiene que realizar en los trimestres restantes, añadiendo el periodo anterior en cada uno de ellos. Cuando se obtiene beneficio, hay que hacer un pago a cuenta del IRPF.

Los autónomos que están en un régimen fiscal especial por desplazarse de un territorio español deberán gravar sus beneficios con el 24%, hasta los 600.000 euros. Debes saber que este tipo se aplica a cualquier actividad.

En Asesoría La Rosaleda contamos con experiencia contrastada en el asesoramiento a autónomos y empresas. Empezar tu negocio te resultará menos difícil siempre que dispongas de la ayuda adecuada. Por ejemplo, ¡la nuestra!