Cuando construyes un negocio, es fácil no pensar en pedir ayuda a una asesoría de empresas en Cádiz para hacer las gestiones pertinentes, Siempre pensamos que nosotros mismos o nuestro equipo podrá hacerse cargo de ello.

Sin embargo, cuando una empresa se hace cada vez más grande las necesidades y competencias cambian. Habrá que hacer documentos para nuevos contratos y aquí surgen muchísimas dudas, sobre todo al realizar contratos con proveedores. Confiar en una asesoría de empresas en Cádiz te permite olvidarte de estos temas y concentrarte en la idea central de tu negocio.

Por un lado, hay que tomar decisiones y estas deben ser las más adecuadas para tu negocio. Hay que pensar si los contratos con estos proveedores serán temporales o indefinidos. También tenemos que decidir si estos acuerdos se harán como una subcontratación o como una colaboración y a partir de aquí elegir entre estos tipos de contratos: un acuerdo de colaboración, un contrato de prestación y distribución o un contrato de desarrollo.

En cualquier caso, sea cual sea la situación de tu negocio, siempre hay que tener en cuenta y dejar constancia de ello en el contrato el objetivo y las prestaciones que se van a llevar a cabo, así como lo que se incluye y lo que no en el acuerdo.

También, es importante indicar las condiciones económicas, puesto que en esta documentación se indica el precio base que pagaremos al proveedor y la forma en que se llevará a cabo el pago. Y, por supuesto, es vital incluir las condiciones en caso de incumplimiento de contrato por alguna de las dos partes, ya sea por impago o por falta de abastecimiento del producto o servicio.

En la Asesoría La Rosaleda tenemos a los mejores profesionales que te ayudarán en tu camino hacia expandir el negocio, realizando contratos con proveedores y dándote asistencia ante cualquier situación.